Spaghetti con pollo

Los spaghettis con pollo son un plato de pasta y carne, equilibrado y fácil de preparar. Una combinación de sabores sencillos y sabrosos.

Receta de spaghetti con pollo

Ingredientes para preparar spaghetti con pollo

  • 500 gr. de spaghettis
  • 2 pechugas de pollo
  • 200 ml. nata de cocinar
  • 200 gr. de queso parmesano
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 pimiento
  • 1 cebolla
  • Pimienta
  • Pimentón dulce
  • Aceite
  • Sal

¿Cómo preparar spaghetti con pollo?

  • Para preparar nuestros spaghettis con pollo, cocinaremos primero las pechugas de pollo y, como último paso, coceremos la pasta.
  • Troceamos nuestras pechugas de pollo en dados, y le añadimos sal y pimienta al gusto.
  • Doramos el pollo a fuego fuerte en una sartén durante unos 3 minutos y reservamos.
  • Cortamos la cebolla y el pimiento en trocitos pequeños, lo añadimos a la sartén donde hemos dorado el pollo y sofreímos. Añadimos el ajo laminado y lo freímos un poco (no demasiado porque si se dora demasiado amargaría).
  • Añadimos el pollo a la sartén junto con una pizca de pimentón y mezclamos unos minutos.
  • Para que nuestros spaghettis con pollo queden más sabrosos, les añadiremos un vaso de vino blanco. Dejaremos que se cocine todo con el vino blanco durante unos 6-7 minutos, añadimos la nata y reducimos.
  • Nuestros spaghettis con pollo están casi listos, solo nos queda cocer la pasta y gratinar. Para ello, pondremos en el fuego una olla con agua y sal y llevaremos a ebullición.
  • Cuando el agua empiece a hervir, añadimos la pasta y dejamos cocer el tiempo que nos indique el envase (esto variará según marcas, grosor, etc). Una vez cocidos, los escurrimos bien y los a añadimos a la sartén donde tenemos cocinado el pollo y removemos.
  • Colocamos nuestros spaguettis con pollo en una fuente y esparcimos el queso parmesano por encima.
  • Gratinamos en el horno durante 5 minutos a 200 ºC y nuestros spaguettis con pollo están listos para disfrutarlos (el gratinado es opcional, podemos esparcir el queso y comer directamente, si la pasta está caliente, el queso se derretirá y quedará casi igual de delicioso).
  • Foto orientativa: Collin Harvey
Nota del autor:

También podemos utilizar para preparar los spaguettis con pollo otras partes del pollo como los contramuslos o los muslos, que son una carne con algo más de grasa que la pechuga y, por ello, maś jugosa.

Podemos hacer este plato con todo tipo de pasta; macarrones, tallarines o incluso fideos gruesos, esto es a tu gusto.